SOY MIGRANTE: entrevista con Lupe García Figueroa

23 agosto, 2016
by Asociación Youropía

DSC_0356Hola a todos y todas.

Me llamo Lupe y soy Asturiana, aunque desde hace ya más de 11 meses me encuentro viviendo en la mitad norte de Finlandia. ¿Cómo he venido a parar aquí? Pues gracias a una beca del programa del Servicio de Voluntariado Europeo ¿Qué es eso? Pues en líneas generales son unos intercambios dentro las becas Erasmus plus, en los cuales se tiene la oportunidad de vivir una experiencia única en otro país colaborando en un proyecto en alguna asociación u organización. Pero bueno, no he venido a explicaros los detalles de qué es, sino más bien a contaros cómo empezó mi aventura, por si os pudiese servir de ayuda.

Estando en la universidad conocí a una chica que me contó que había hecho un SVE unos años antes. Yo ya había hecho un intercambio erasmus en la carrera y me había quedado con el gusanillo de hacer algo más. Enseguida le pregunté a ella, busqué información por mi cuenta, intenté buscar organizaciones por Europa… ¡Buf! un trabajo complicado sobretodo si no sabes ni por dónde empezar. Las grandes preguntas eran ¿cómo conseguir una organización de envío y una de acogida? ¿Y si el proyecto no me gusta? ¿Será seguro? ¿Cómo hago el CV en inglés si mi nivel era muy bajo? Todo esto me abrumó un poco y me centré en otros proyectos personales y en ser voluntaria en asociaciones de mi zona.

Pasaron dos o tres años y la idea seguía ahí, dándome vueltas. Sentí que era el momento de volverlo a intentar y esta vez tenía la suerte de saber por dónde empezar a pedir ayuda (esto es clave). Pregunté en el Consejo de la Juventud del Principado de Asturias (CMPA) donde me hablaron de varias asociaciones próximas que me podrían aconsejar. Si os soy sincera, me entró un poco de prisa porque me quedaba como máximo 1 año para conseguirlo y no sobrepasar la edad límite. Así que nada, manos a la obra y a contactar con entidades. Escribí a Youropia y luego al Conseyu de la Mocedá de Xixón (CMX), dos entidades que sabía que tenían mucha experiencia en intercambios internacionales y desde ambas la respuesta no pudo ser mejor. Si estáis pensando en hacer un SVE os recomiendo 100 % que os acerquéis a una organización experta que tengáis cerca. Ver una cara amable que sabe de lo que habla, te orienta por donde empezar, desmiente mitos, aclara dudas… La pobre Rebeca ayudándome con mi primer borrador de CV en inglés ¡Gracias!

Debí de enviar mi CV y una carta de motivación personalizada como a 10 proyectos en un plazo de 4 meses. Es bastante pero tengo entendido que lo normal es intentarlo muchas más veces, así que no desistais. Tampoco es cuestión de enviarlo por enviar, leed bien los detalles del proyecto ya que vais a invertir mucho tiempo de vuestra vida en él.

Además de todo esto yo hice un paso más en mi búsqueda de información , que no es imprescindible pero me ha ayudado mucho. Asistí a un curso de formación sobre “Erasmus plus: SVE” que impartió el Consejo de la Juventud de España. Estaba enfocado en gran medida a cómo las organizaciones pueden participar en este tipo de programas acogiendo o enviando voluntariado. Pude familiarizarme con la filosofía que sustentan este tipo de programas (para mí es esencial), la normativa, derechos y obligaciones de cada agente implicado (organizaciones y voluntariado) ¿Por qué fue importante? Porque la información es poder y te da confianza y herramientas para sobrellevar determinadas situaciones. La mayoría de las personas voluntarias que me encontré desconocían sus derechos y, aunque no sea lo habitual, si he presenciado abusos por parte de organizaciones que confunden voluntariado con explotación laboral u otras malas prácticas. En mi caso me encontré con una organización de acogida que nunca había tenido este proyecto y aunque mi coordinadora (de la organización intermediaria) sí sepa la normativa, la realidad es que la veo trimestralmente y los asuntos cotidianos los tengo que solucionar con gente a la que he tenido que recordar reiteradamente que no estoy aquí para reemplazar un puesto laboral. Por desgracia, en la oferta para las nuevas voluntarias pidieron mujeres con perfiles profesionales de educación, lo cual refleja que no entienden la filosofía de igualdad de oportunidades que está detrás de estos proyectos o pueda hacer que gente realmente motivada no eche la solicitud. Por si no lo sabéis, al ser un voluntariado no os pueden discriminar por nivel de estudios, ya ni qué decir del sexo, raza, creencias o edad si estáis dentro de los márgenes generales.

Estas situaciones, por lo general, no son fruto de la maldad sino del desconocimiento y de no entender los valores generales. Por eso, mi consejo es que el primer paso para un SVE es recabar información y tener contacto constante con vuestra organización de envío. En mi caso estoy viviendo experiencia gracias al CMX, que siempre me ha respaldado desde España.

Quizás todo esto no os suene muy alentador, pero me gusta ser sincera y crítica con lo que me rodea. Sin embargo, no me arrepiento de estar viviendo esto, ha sido una experiencia maravillosa conocer una cultura tan diferente a la mía, realmente siento que hemos impactado de forma positiva en la comunidad y me ha permitido conocer lugares y personas extraordinarias ¡Ánimo!

Leave a Comment