Lo que fue Nómadas 2017

4 octubre, 2017
by Asociación Youropía

Cuenta una leyenda que hace muchos, muchísimos años, tantos que la memoria ha borrado los recuerdos, nuestras sociedades eran nómadas. Entonces solo los locos,  raros e inadaptados buscaban asentarse, echar raíces en un lugar. Ahora, en esta sociedad sedentaria y pasiva, no hay acto más revolucionario e incomprendido, en demasiadas ocasiones.

En la jornada “Nómadas” tuvimos ocasión de escuchar diferentes experiencias de nómadas orgullosos de su condición, desprendidos en su día a día, solidarios en sus metas personales, sinceros, primero consigo mismos luego, con el resto. Gente que ha hecho del mundo una morada, de viajar una experiencia vital. Descubrieron por diferentes caminos que para comprender es fundamental conocer y solo entendemos cuando compartimos. Son seres dispuestos a vivir muchas vidas en una, a llevar su casa allá donde se sientan felices, a construir un hogar a partir de una ilusión. Millonarios en experiencias, comprendieron al transitar que en la diversidad está la riqueza, en la pluralidad el respeto, en la conexión el entendimiento.

Saber escuchar aquí y en cualquier parte del mundo es la mejor de forma de enriquecerse, de aprender y entender. En una jornada maratoniana, escuchamos, convivimos, compartimos…

 

Raúl Almarcha. “Viajar colaborando y crecer ayudando”

Técnico del Consejo de la Juventud de Valencia y ex responsable de Educación del Consejo de la Juventud de España, habló de su viaje personal en las políticas de juventud y del Cuerpo Europeo de Solidaridad

Procedente de Argamasilla de Alba (cerca de Tomelloso) expuso en clave de humor la realidad de un pueblo perdido en la geografía peninsular y de cómo comienza a implicarse en la política educativa y juvenil a nivel local a través de CANAE. Desde allí sentirá en primera persona el miedo a salir, a hablar un idioma diferente al propio, realidades compatibles con un proceso interior imprescindible a la hora de dar el salto exigido hasta conseguir la internacionalización de la mente: “Think in global, act in local”. Un aprendizaje que permite la cooperación internacional dentro del voluntariado.

Adquirir conciencia de otras realidades, de culturas desconocidas pero enriquecedoras, del instinto de supervivencia ante la adversidad, la necesidad de empoderamiento, de planificar para poder llegar y compartir, son experiencias en clave de enseñanza encaminadas a trabajar con el fin de ayudar.

Recuerda cómo llegó en su primer viaje al Sahara en 2008, con una maleta a rebosar para volver con ella vacía y sin embargo, nunca la sentiría tan llena. De experiencias así surge el convencimiento de un cambio vital y el ámbito internacional resulta ser una bomba de oxígeno. Participará en proyectos en: Argelia, Bolivia, Cuba, Honduras, Guatemala, México, Túnez y Palestina

A la hora de poner una imágen al futuro, recurre a su pequeña sobrina y al deseo de que pueda disfrutar de un mundo mejor.
raul-almarcha

 

Marco Antonio Ortega. “De lo desconocido a lo habitual”

Actualmente consultor para instituciones, y principalmente para organizaciones internacionales.

Ajeno al sueño familiar de trabajar en el banco o montar una asesoría con su hermano, los idiomas despiertan su curiosidad por el mundo.

Gracias a una beca Erasmus en Portugal y posteriormente otra beca en Italia, establecen una base firme sobre la que cimentar un interés voraz. Canarias, Madeira, Azores y Cabo Verde, se suceden en el camino … El viaje arranca en una juventud en la que no se imaginaba salir de su Asturias natal para pasar a tener los primeros contactos con otros países.

Es en este devenir es cuando adquiere conciencia de ser un extraño fuera de la patria. Una realidad que le lleva a explorar la comunicación más allá del lenguaje, a continuar porque ser valiente es tener miedo y seguir adelante.

Todos al nacer tenemos el deber de ser felices y de hacer lo necesario para conseguirlo. Siempre con una sonrisa en la boca y la determinación en el ánimo, ambas actitudes son necesarias para luchar por llevar a efecto tus decisiones. Es muy importante transmitir alegría y entusiasmo a cuantos trabajan a tu lado.

Tras cuatro años en Cabo Verde descubre que África no es un país. A través de los diferentes destinos, aprovecha para conocer más allá, los alrededores, los parajes menos turísticos sin limitarse a las ciudades de destino o a los centros financieros en que se mueve.

El síndrome del ave migratoria le lleva a buscar nuevos rumbos en África, en América Latina. El regreso es una decisión seria aún sin plantear aunque es consciente de la necesidad de volver. En esta realidad perfila la importancia de las relaciones personales, del significado de acompañar y compartir. Conoce en directo las cicatrices sin cerrar de los países y el talento escondido en rincones olvidados.

Reflexivo, se confiesa fascinado por la gente, prudente y cauto en el día a día. Primero observar, intentar entender, ver cómo te perciben y luego puedes dar el primer paso.

La cruda realidad golpea allá donde vayas, por eso viajar te cambia. “Vivir en otro país te cambia para siempre. Nunca serás el que se fue y nunca verás las cosas de la misma manera”. Por este motivo la vuelta no resulta fácil, lo que dejaste no lo encuentras. Ni siquiera tú eres el mismo.

La reflexión lleva al autoconocimiento. ¿Qué quiero hacer? ¿Las oportunidades se buscan o aparecen?

En cualquier caso se declara feliz con el camino andado, siente la necesidad de conocer y la falta de tiempo ante la magnitud del terreno por descubrir. Comparte una forma de vivir para construir nunca como una huida.

A la hora de buscar una imagen que represente el futuro, elige unas maletas y el deseo de ayudar.marco-antonio-ortega

 

Alberto Campa. “La aventura de viajar, el arte de vivir”.

Una proyección fotográfica que relata a través de imágenes una vida viajera, llena de curiosidades y experiencias que marcan y contribuyen a una buena evolución de pensamiento personal.

Mochilero, austero por convicción, cuanto menos equipaje llevas, más fácil resulta moverse. Ha llegado a viajar con una muda en el bolsillo.

No considera la felicidad como un destino sino una actitud con la que se va por el mundo y es universal. Se trata de dominar el miedo, de conocer a las personas allá donde estés. Para él, la mejor forma de viajar es solo porque te atreves a hacer otras cosas, a asumir riesgos mayores.

Todo empezó siguiendo el París-Dakar, a su ritmo y manera, allí descubrió que África es el continente que más recicla del mundo. Hoy lleva recorridos 174 países, 2050 ciudades, ha dado dos vueltas al mundo y ya piensa en la tercera.

Cuando uno viaja, conoce, vive y eso no se consigue viendo reportajes en la televisión.alberto-campa

 

Tomás Corominas. “ Orgullocura. Desde el infinito y más acá”

Un relato en primera persona singular del orgullo loco. Una charla desde la luna, todos somos lunáticos, contemplando la tierra mientras un submarino amarillo cruza el horizonte.

Conocer otros mundos, diferentes realidades a través de la mente, sin moverse geográficamente. Para Tomás todo empezó hace 30 años en un entorno difícil, con el LSD por medio.

Uno desarrolla factores de protección, establece acuerdos consigo mismo. Pienso luego existo. Percibes la necesidad de combatir el aislamiento, de separarte de tu círculo para evitar daños. Declara no tener problemas con la psiquiatría y recuerda con cariño a un psiquiatra-profesor, que recetaba más libros que pastillas. Así la lectura se convierte en uno de esos factores de protección porque todo está ahí.

Creador de términos y palabras asombrosas por su coherencia y relatividad. Psimio: mono de los fármacos antipsicóticos que provoca psicosis.

La capacidad de analizarse, de ver una realidad muchas veces trastocada te lleva a sentirte una persona defectuosa en busca del respeto propio y ajeno.

Cuando caes en la depresión quieres acabar con todo, también contigo mismo. Es importante hablar, contar lo que te ha pasado.

Los delirios tienen sentido, hay arquetipos. Mucho de lo que vienen son mitos.

En este entramado estableces autorreferencias, donde tú eres el centro (todos son amigos o están en tu contra). Las casualidades refuerzan los delirios. Fue mesiánico durante un tiempo, también estuvo embarazado, aunque decidió abortar.

“Tuve un perro. No, yo era su humano. Él resolvió mi delirio”.

El horizonte hacia el que caminan todas las utopías es el lugar del nosotros, la nostopía. Redonda como la Tierra, la alcanzaremos al darle la vuelta al mundo y adaptarnos como especie al planeta.

De la capacidad de autodiagnosticarse (autodiagnóstico maníaco depresivo), surge la posibilidad de darse el alta, de considerarse legitimado para quitárselo. Tras 13 años sin crisis psicóticas, lucha por el empoderamiento y los derechos de personas presas de situaciones similares que sufren el desconocimiento e ignorancia de una sociedad que generaliza los esperpentos y se somete al poder de la farmacología.

“No puedo quedarme quieto. Los locos somos refugiados. No queda más remedio que ser nómada”.tomas-corominas

 

Asturias Acoge. “Nómadas que tejen sueños”.

“Cada punto una ilusión, un desengaño, un sacrificio, un deseo, una pérdida o quizás un sueño cumplido …”

Compartiendo un té con Mar Romero García como anfitriona flanqueada por Schneider y Ahmed como invitados, nos desgranan dos realidades bien distintas con actitudes y percepciones en común. Les une el deseo compartido de un mundo mejor donde prevalezca el derecho a una vida digna, a la educación, a elegir dónde estar, dónde vivir, así como el respeto hacia todos los pueblos y etnias.

Critican el rechazo a símbolos que se identifican siempre como imposición cuando no es así. Por ejemplo, hay mujeres que eligen llevar voluntariamente el velo, a veces como reacción ante la prohibición.

Evidencian una realidad que te lleva a no saber de dónde eres tras vivir más años en otros países que en el propio aunque confían en volver allí algún día.asturias-acoge

 

Living Tog(ag)ther in Europe.

Proyecto de movilidad financiado por Eramus+ que tuvo lugar en Tesalónica (Grecia) del 7 al 12 de mayo 2017. Alba García, Alfonso Frete, Pablo Fontán y Juan Garrido hablan del proyecto, enmarcado en el papel que juega la juventud en la creación de la UE futura.

Reconocen como denominador común el miedo a ir fuera, a enfrentarse a un idioma en gran medida desconocido, a qué tipo de personas se encontrarán en el viaje. Los miedos se retroalimentan pero también la ilusión e interés por conocer y aprender.

La experiencia les sirvió para perder esos temores y supuso un importante crecimiento personal, una motivación desconocida, empoderamiento, conciencia de responsabilidad. En definitiva una importante evolución que les permitirá seguir avanzando. Ahora saben, por experiencia propia, que hay un mundo inmenso que merece ser explorado. Las raíces no son un freno, están ahí pero permiten moverse. La curiosidad ya corre por sus venas y no sabe de historiales académicos.living togaether in Europe

 

Con uVe de Viaje. “Historias de una vuelta al mundo”

Relatos viajeros de aprendizaje y superación a través de la mirada y el corazón de dos nómadas del sXXI. Carmen Serrano y Efrén Fernández dieron la vuelta al mundo en 15 meses, recorrieron 22 países realizando 3 proyectos solidarios. Llevan dos años compartiendo la experiencia

En Filipinas gracias a la venta de camisetas financiaron dos escuelas y facilitaron material escolar. A veces es impensable cuánto se puede hacer con lo que aquí consideramos poco.

En Nepal, donde se instalaron un breve tiempo, realizaron un voluntariado en el que participaron en la reconstrucción de un poblado y consiguieron poner en marcha cinco proyectos.

Finalmente en Bolivia se involucraron en 3 voluntariados.

El trabajo mano a mano con la gente de allí te lleva a sentir la solidaridad. En una experiencia tan amplia, la convivencia durante dos días en la remota aldea de Huay Bo en Laos es un ejemplo de aprendizaje, de cómo sentirse en casa lejos de ella. Un lejano escenario donde los descubrimientos se suceden, y la gente pierde el anonimato en cuanto conoces su nombre.

El concepto de turismo vivencial, donde convivir y aprender sin interferir, supone una posibilidad de preguntar e interesarse sin una lengua que una, donde jugar a ser niños te hace recuperar la alegría de serlo.Con v de viaje

 

Zulema Cadenas. “Hay de todo para todas”

El proyecto social emprendido en la República Dominicana supuso un importante cambio personal fruto de nuevos horizontes y descubrimientos, una oportunidad de crecer, sentir, amar y ser amado. Todo este bagaje me mueve a viajar. El mundo está lleno de gente buena y de amor.

Allí descubrí la magia de liberar el cuerpo a través del baile y aprendí a vivir el presente sin preocuparse del mañana. Los domingos por la tarde dejaron de ser tristes ante la proximidad del lunes para ser el momento perfecto para bailar sin parar como si no hubiera mañana.

Junto a esa realidad conviven relaciones estructurales que perpetúan situaciones terribles, donde los haitianos son apátridas en el país de sus abuelos, sin derecho alguno. A través del teatro en la calle se busca la concienciación de unos y otros ante la injusticia.

Es ante realidades de esta magnitud cuando te das cuenta de todos los privilegios que disfrutas por nacer dónde lo hiciste y tener la piel clara. Te sientes doblemente mal porque aún así sigues perpetuándolos cuando al final de la jornada vuelves a tu casa, en un buen barrio y disfrutas de tus prebendas aunque vayas donde vayas arrastres bloqueos y miedos. A pesar de decidir ser más coherente contigo mismo, no es fácil.

En una tierra como La República Dominicana la grandeza de la naturaleza es increíble, generosa y bastante justa. Juntos nos enriquecemos y hacemos más fuertes.

“Soy nómada porque mi familia lo fue. Debemos hacer crecer las raíces pero también las alas”.zulema-cadenas

 

María Suárez. Experiencia con Asturies por África. “Viajar para parar el tiempo”

Viajó como responsable de comunicación durante una semana en un proyecto en Gambia con una ONG que se convirtió en la mayor experiencia de su vida. Por muchos países que visites, viajar implica ir a los lugares y ponerte en los zapatos de la gente incluso cuando no los tienen.

Al llegar a Gambia te sientes egoísta, percibes vidas desperdiciadas, consideradas desechos ante la falta de valor. Es entonces cuando el tiempo parece detenerse … Es un punto de inflexión para aislarte de todo cuanto consideras cotidiano e introducirte en una realidad donde la vida no vale nada, donde nacer a un lado u otro del río puede resultar mortal, donde la posibilidad de un futuro pasa antes por tener presente.

Nada más llegar llama la atención el respeto con que te reciben, la amabilidad y la sonrisa están presentes en cada momento y la gratitud ante nimiedades a nuestros ojos es asombrosa.

“Soy nómada para vivir muchas vidas en una”.maria-suarez

 

 

 

 

A punto de finalizar Nómadas 2017 llega la hora de los agradecimientos  por parte de quienes lo han hecho posible. Todos han sido o siguen siendo viajeros incansables, educados en el mundo, coleccionistas de experiencias y observadores de la interculturalidad circundante.

Entre el público asistente, sonrientes y receptivos, nómadas cercados por obligaciones insalvables, limitados porque la economía les cortó las alas, alimentan el espíritu a base de días y experiencias como las compartidas hoy. El nómada imaginario viaja con la mente sin lastres ni condicionantes, prepara el aquí  y ahora para un mañana mejor, no teme a lo desconocido sino que sale a su encuentro como fuente de enriquecimiento hasta convertirlo en habitual.  Teje sueños, cultiva el arte de vivir, mientras espera viajar colaborando y crecer ayudando, desde el infinito y más acá.

 

Texto escrito por Mercedes de Soignie.

Leave a Comment